Dolor de espalda durante el embarazo

Dolor de espalda durante el embarazo

Debido a los cambios que una mujer embarazada va sufriendo en su cuerpo durante el periodo de gestación, surge el dolor de espalda, algo sufrido por la mayoría de las mujeres embarazas.

La espalda, va adaptándose progresivamente a su nuevo estado, e incluso aparece la lordosis lumbar, una pequeña curva que se forma en la parte baja de la espalda, y que tras dar a luz desaparece. La zona inferior de la esplda llega a modificarse hasta 28 grados en su curvatura con el fin de compensar el aumento de peso en el vientre, consiguiendo así mantener estable el centro de gravedad.

Además, las vértebras también cambian de posición, e incluso los ligamentos y las articulaciones se debilitan debido a la acción de las hormonas.

Esta tendencia a inclinar el cuerpo hacia adelante e, inconscientemenete compensar con una posición hacia atrás de la parte superior del cuerpo sobre la pelvis, se causa al tener un aumento del volumen abdonimal unido al factor de que la mayor parte del peso ganado por la embarazada se encuentra concentrado en la parte inferior de la pelvis.

Está comprobado, que si esta corrección de la postura del cuerpo de una embarazada no se produjese, los dolores musculares y la carga sobre ellos serían mucho mayores.

CONSEJOS PARA PREVENIR Y ALIVIAR EL DOLOR DE ESPALDA DURANTE EL EMBARAZO:

Una de las grandes ayudas para evitar los dolores lumbares, es mantener posturas correctas, tanto a la hora de estar sentadas como a la hora de dormir. Por ello, es importante que te sientes con la espalda recta, evitando hacerlo en asientos muy blandos y cruzando las piernas. Te ayudará colocarte con las piernas en alto, puesto a que además de favorecer a su descanso, conseguirás descargar la tensión acumulada en la espalda.

A la hora de dormir, te ayudará muchísimo hacerlo de lado sobre un colchón firme y colocando una almohada entre las rodillas dobladas, e incluso colocando otra almohada debajo de la barriga. Esta postura hará que descanses mejor y que alivies el dolor de espalda, estarás comodísima.

Intenta no pasar mucho tiempo de pie, ya que el peso de la barriga hará que tu postura tienda a inclinarse hacia adelante, cosa que no favorecerá nada al bienestar de tu espalda.

Es muy importante que realices ejercicios y estiramientos de espalda. Te vendrá muy bien caminar todos los días durante media hora a un ritmo tranquilo, e incluso acudir a clases de yoga para embarazas, practicar natación...Con todo esto te ayudará a relajar la esplda y corregir las malas posturas.

En el caso de que el dolor vaya a más según pase el tiempo, prueba a darte un masaje y mimarte un poquito. Busca un terapeuta prenatal, estos masajes te aportarán alivio y relajación, que nunca viene de más.

Y no dudes en llamar a tu médico si los dolores de espalda empiezan a ser muy intensos y te duran más de dos semanas, o incluso si ese dolor de espalda viene acompañado de ardor o sangrado vaginal al orinal e incluso fiebre. También es importante que lo hagas si empiezas a perder sensibilidad en alguna de las piernas o te encuentras muy débil y sientes que tu coordinación está empeorando.

Los dolores de espalda pueden ser provocados también por razones no musculares. En tal caso notarás la diferencia, puesto a que te dolerá el costado, debajo de las costillas, tanto de un lado como de ambos. Esto puede ser causado por una infección renal, acompañada especialmente por fiebre, sangre en la orina o naúseas.

Por ello, es muy importante que si comienzas a sentir molestias demasiado fuertes acudas a tu médico, nadie mejor que él sabrá como aconsejarte.

Publicado en 09/02/2017 Home, El Embarazo y el Postparto 0 1306

Deja tu comentario